lunes, 31 de octubre de 2011

303/365 Halloween en Starbucks

Halloween en Starbucks by rutroncal
Halloween en Starbucks, a photo by rutroncal on Flickr.

Un año más es Halloween... la verdad es que nunca he entendido muy bien la fiesta ni lo que significa.

¿Quién entiende que lo de truco o trato signifique susto o caramelos? probablemente si viviera en EEUU tendría más información al respecto... ¿o no?

El caso es que aunque este año no ha sido así, todos los años lo celebramos. Aunque más que celebrar Halloween lo que celebramos es juntarnos los amig@s rodearnos de murciélagos, calabazas y comida "aterradora" y ver un par de películas de miedo juntos.

Personalmente, creo que me da más miedo la noche de las ánimas de Becquer y/o pensar en que esta noche el mundo de los muertos está más cerca del de los vivos ... igual es un buen día para escuchar el programa de Iker Jiménez (@navedelmisterio ) ¿o no?

domingo, 30 de octubre de 2011

302/365 El miedo es blandito y suave

England teddy bear by rutroncal
England teddy bear, a photo by rutroncal on Flickr.

El otro día leyendo cuentos y buscando lecturas para incluir en el blog encontré un cuento sobre cómo quitar los terrores nocturnos a los niñ@s, bueno, más bien el miedo a la oscuridad...

Y es que ¿quién no ha tenido miedo a la oscuridad alguna vez? ¿quién incluso aún siendo adulto haya ocasiones en las que todavía tenga miedo cuando se apagan las luces?

Cuando encontré el cuento, pensé en lo que me aterrorizaba de pequeña el acostarme con la luz apagada y lo que he necesitado toda la vida de tener una lámpara al lado de la cama para acostarme con luz... 

El cuento me pareció revelador, porque yo descubrí el mismo truco. El cerrar los ojos e imaginarme a través del tacto lo que me rodeaba evitaba la sugestión y me sentía más cómoda en la oscuridad.

Sin más dilación... aquí va el cuento. El miedo es blandito y suave.

Marina era una niña que tenía mucho miedo de la oscuridad. Al apagarse la luz, todas las cosas y sombras le parecían los más temibles monstruos. Y aunque sus papás le explicaban cada día con mucha paciencia que aquello no eran monstruos, y ella les entendía, no dejaba de sentir un miedo atroz.

Un día recibieron en casa la visita de la tía Valeria. Era una mujer increíble, famosísima por su valentía y por haber hecho miles de viajes y vivido cientos de aventuras, de las que incluso habían hecho libros y películas. Marina, con ganas de vencer el miedo, le preguntó a su tía cómo era tan valiente, y si alguna vez había se había asustado.
- Muchísimas veces, Marina. Recuerdo cuando era pequeña y tenía un miedo terrible a la oscuridad. No podía quedarme a oscuras ni un momento.
La niña se emocionó muchísimo; ¿cómo era posible que alguien tan valiente pudiera haber tenido miedo a la oscuridad?
- Te contaré un secreto, Marina. Quienes me ensañaron a ser valiente fueron unos niños ciegos. Ellos no pueden ver, así que si no hubieran descubierto el secreto de no tener miedo a la oscuridad, estarían siempre asustadísimos.

- ¡Es verdad! -dijo Marina, muy interesada- ¿me cuentas ese secreto?
- ¡Claro! su secreto es cambiar de ojos. Como ellos no pueden ver, sus ojos son sus manos. Lo único que tienes que hacer para vencer el miedo a la oscuridad es hacer como ellos, cerrar los ojos de la cara y usar los de las manos. Te propongo un trato: esta noche, cuando vayas a dormir y apagues la luz, si hay algo que te dé miedo cierra los ojos, levántete con cuidado, y trata de ver qué es lo que te daba miedo con los ojos de tus manos... y mañana me cuentas cómo es el miedo.

Marina aceptó, algo preocupada. Sabía que tendría que ser valiente para cerrar los ojos y tocar aquello que le asustaba, pero estaba dispuesta a probarlo, porque ya era muy mayor, así que no protestó ni un pelín cuando sus padres la acostaron, y ella misma apagó la luz. Al poco rato, sintió miedo de una de las sombras en la habitación, y haciendo caso del consejo de la tía Valeria, cerró los ojos de la cara y abrió los de las manos, y con mucho valor fue a tocar aquella sombra misteriosa...

A la mañana siguiente, Marina llegó corriendo a la cocina, con una gran sonrisa, y cantando. "¡el miedo es blandito y suave!... ¡es mi osito de peluche!"

¿Y tú? ¿tienes miedo a la oscuridad?

sábado, 29 de octubre de 2011

301/365 Regalos..

Regalito xra hoy... by rutroncal
Regalito xra hoy..., a photo by rutroncal on Flickr.

Llegan las Navidades... tiempo de regalos y tiempo de pensar en otras personas que no seamos nosotr@s mismos.

Ya hace tiempo que comenté que en otro post la importancia de pensar en los demás no sólo para realizar regalos, sino también para realizar una crítica.

Y es que deberíamos pensar en la persona a la que vamos a realizar el regalo, no en lo que nos gustaría que nos regalaran a nosotros... es decir, practicar la empatía... y pensar que un regalo no deja de ser mas que una representación de lo que pensamos y deseamos para la otra persona. 

A fin de cuentas no hay mayor regalo para quien hace el regalo que encontrar una sonrisa por parte de quien lo recibe ¿no?

Creo que a veces nos pierde el hecho de pensar en cuánto dinero nos gastamos en el regalo, más que en el detalle en sí mismo... y entonces... ¿no se pierde el sentido de lo regalado?

viernes, 28 de octubre de 2011

300/365 Claro clarito...

Claro clarito... by rutroncal
Claro clarito..., a photo by rutroncal on Flickr.

En alguna ocasión hemos comentado la importancia de la comunicación y de lo importante que es que el mensaje sea sencillo, claro y adaptado al interlocutor.

Paseando por valencia (y por cualquier ciudad) te encuentras placas como las de la imagen, donde se pone en conocimiento de los pacientes (en este caso) de los servicios que se ofrecen en la consulta.

Qué lástima que hoy por hoy las cosas sean menos claras, los mensajes sean más ambiguos y los usuarios cada vez tengamos menos claro a dónde tenemos que acudir para realizar nuestras consultas.... y ya no digamos a la hora de hablar...
¿Con cuánta frecuencia oímos a nuestro alrededor explicarnos las cosas de forma sencilla, clara y adaptada a nosotr@s?
En ocasiones queremos ser tan modernos, tan expertos, tan profundos... que perdemos el objetivo de lo que realmente queremos decir y el mensaje directamente se pierde.
¿Nos escuchamos a nosotros mismos cuando hablamos? ¿y cómo lo hacemos?

jueves, 27 de octubre de 2011

299/365 Bilbao...

Puente vizcaya by rutroncal
Puente vizcaya, a photo by rutroncal on Flickr.

Terminó el viaje a Bilbao y tuve la oportunidad de verme con un amigo y excompañero muy querido (Juanmari) que me hizo de cicerone por la ciudad y con el que pude despedirme del viaje.

Como sé que lee el blog y el otro día tuvo a bien enviarme un cuento, me gustaría compartirlo también con vosotr@s.

Es un cuento del Mulá Nasrudín, de la filosofía sufí, que ya en alguna ocasión he podido compartir alguno más.

Dice así.
Cuento Sufí de Nasruddine, Asia Central

A veces Nasrudín trasladaba pasajeros en su bote. Un día, un exigente y solemne sabio alquiló sus servicios para que lo transportara hasta la orilla opuesta de un ancho río. Al comenzar el cruce, el erudito le preguntó si el viaje sería muy movido. 

-Eso depende, tal vez, según… - le contestó Nasrudín.

-¿Nunca aprendió usted gramática?

- No - dijo el Mulá Nasrudín.

-¿Y matemáticas? – preguntó el sabio.

- No - dijo el Mulá Nasrudín.

- En ese caso, ha desperdiciado la mitad de su vida.- 

El Mulá no respondió.

Al rato se levantó una terrible tormenta y el imperfecto bote de Nasrudín comenzó a llenarse de agua. Nasrudín se inclinó hacia su pasajero: 

-¿Aprendió usted alguna vez a nadar? – le preguntó Nasrudin.

- No– contestó el sabio gramático. 

- En ese caso, amigo, ha desperdiciado TODA su vida, porque nos estamos hundiendo !!! 

Por muy ilustrado que uno sea, debe de mantener los pies en la tierra y no creer estar por encima de nadie.

¿Y vosotr@s? ¿mantenéis los pies en la tierra? ¿sabéis disfrutar de lo que os rodea?

miércoles, 26 de octubre de 2011

298/365


Después de dormir en el hotel "Overlook" ... ¿qué mejor manera de empezar el día que con una muffin de estas características??
Im-presionante... me quedé sin palabras... si es que eso es posible :P
Para amenizar la entrada... Chocolate de Snow Patrol... mola ¿eh?

martes, 25 de octubre de 2011

297/365 Redrum

Redrum by rutroncal
Redrum, a photo by rutroncal on Flickr.

Bueno, esta semana estuve en Bilbao, más en concreto en la zona de Zamudio. 
El hotel en el que me alojé, del cual es la foto, es un antiguo seminario que aunque está reformado tiene este aspecto.

La cuestión es que cuando viajas sola y sobre todo cuando vas por trabajo, a veces no puedes elegir hotel (sobre todo si es por las cercanías del cliente) y te encuentras estas cosas.

He de decir, que el hotel por fuera era una maravilla. Un antiguo seminario, con una gran explanada y medio casi de la nada, el personal excelente, la comida fantástica y una tranquilidad que ya me gustaría tenerla en mi casa. 

Sin embargo, las cosas como son. El aspecto interior aunque reformado, tenía un aspecto que me recordaba al hotel Overlook (sí, sí el del Resplandor) y aunque no es que me deje llevar por la sugestión ... qué queréis que os diga... si al fondo de este pasillo me encuentro a un niño solo con triciclo o un par de gemelas dadas de la mano... echo a correr!!

lunes, 24 de octubre de 2011

296/365. Migraña... esa compañera poco conocida


"Hola, me llamo Rut Roncal, y tengo migrañas..."

Comienzo el post así, porque a veces es así como lo siento... además de que sé que somos much@s los que compartimos este enunciado.

Tengo migrañas desde los 18 años, he probado casi de todo, acupuntura, relajación, regulación de hábitos, control de alimentación (sustituir leche por soja, eliminación de fritos y picantes, alcohol, etc), ... en los momentos de aura (cuando noto que comienza una jaqueca) me tomo una pastilla... lo mismo que probar diferentes fármacos hasta encontrar la familia de los triptanes (no quiero hacer publicidad pero... de momento el Relpax y por ende Pfizer son mis aliados) gracias a mi amiga Amparo (sí, ella también migrañosa) y que desde luego me han cambiado la vida. 

Saber que comienza la migraña pero a los 40 minutos como muy tarde se te ha ido casi en su totalidad... no vale dinero (bueno, sí, porque son casi 30€ 4 comprimidos, pero bueno).

No voy a hablar de lo que opino acerca de que la migraña no se considere una enfermedad crónica y tengas que ir a por una receta cada vez, no voy a hablar de lo caros que me parecen unos fármacos que tienes que tomarte todos los meses con seguridad... prefiero hablar de lo que descubrí hace unos cuantos meses.

El caso, es que como decía, lo he probado casi todo. Y reconozco que el hecho de haber encontrado un fármaco por el que no he desarrollado tolerancia y que me sigue funcionando perfectamente. Es una alegría.

Lo que ocurre es que ya hace unos meses decidí tomar Lecitina de Soja como complemento alimentario y porque en tiempos descubrí que al ser precursor serotoninérgico facilitaba la memoria. Así que me lo volví a tomar. La cuestión es que pasado un par de meses descubrí que las crisis migrañosas se me habían reducido significativamente, osea, que tenía pastillas en el bolso y hacía tiempo que no iba a la farmacia a comprar más y no es que yo hubiera bajado el nivel de estrés... (quien me conoce lo sabe), así que si ese era la única variable modificada... yo, como sujeto único de mi particular experimento pude deducirlo sin el SPSS (juas juas juas).

Así que me gustaría compartirlo, porque ¿quién sabe? en las migrañas hay muchas variables, muchos fármacos y hay tanta variedad de migrañas como personas. Yo os cuento mi descubrimiento, para que si alguno más se anima a probarlo... podremos comparar resultados ¿no?

Aún así, os adjunto algunos documentos que pueden ser de vuestro interés:
El artículo de la Vanguardia sobre cómo el estrés nos afecta a las crisis migrañosas... que nos facilitó por twitter @cxestal
La recomendación de Patienttalk sobre Cómo actuar ante cefaleas y migrañas
Así como una revisión del SEMFYC sobre la eficacia de diferentes tratamientos preventivos... 

Espero sea cual sea vuestro caso... encontréis alguna idea... y si queréis ... siempre podemos montar un grupo / foro autoayuda sobre la migraña, ¿no?

domingo, 23 de octubre de 2011

295/365. Soy un junco...

Reiniciando una vez mas... by rutroncal
Reiniciando una vez mas..., a photo by rutroncal on Flickr.

Cuando miro esta pantalla... después de pelearme con el ordenador una vez más y cuando estás al borde del infarto o de la crisis de ansiedad... yo elijo ser junco....

Una de mis frases favoritas y que me sirven para volver a mi estado zen es: "Todo pasa y todo llega", además de aplicar la teoría del junco hueco. Teoría que he de decir, que explico allá donde voy porque creo que es útil en más de una ocasión visualizarnos a nosotr@s mism@s como juncos para superar la adversidad y tener resiliencia ("palabro" que se lleva tanto ahora...)

La teoría del junco es aplicar una técnica de respiración junto con una visualización. Puedes elegir hacerlo de pié o sentado, mucho mejor que tumbado que no puedes dejarte balancear...

El junco es la planta más resistente de la naturaleza. Sus raíces están fuertemente afincadas a la tierra y al ser hueco permite que el viento, por muy fuerte que sea pase a través de él sin arrancarlo de sus raíces... se balancea,... se dobla,... se adapta al ritmo del viento... pero no se deja ni arrastrar ni arrancar.

Todos podemos ser un junco.. y repetirnos a nosotr@s mism@s como si fuera un mantra "Soy un Junco Hueco, el aire me doble pero no me parte y pasa a través de mi"...

A mi me funciona... ¿lo pruebas?

sábado, 22 de octubre de 2011

#Videosysalud Cuídate para cuidar...

Hoy ha sido en Madrid el evento #videosysalud, donde un montón de profesionales del entorno sanitario se reunían para valorar las diferentes opciones que nos ofrecen los medios audiovisuales tanto para compartir información como comunicarse con otros profesionales y/o usuarios. Yo no he podido asistir presencialmente, pero se pueden ver las jornadas en streaming en USTREAM.

Invitada a participar por Rosa Pérez (@mrsrosaperez), que los que la conozcáis sabéis que no se le puede negar nada... me atreví (la vergüenza me visita de vez en cuando,... no os creáis...) a montar este vídeo a modo de colaboración que aparece en youtube igual que los de otros compañer@s que han formado parte de la iniciativa. Usuarios y/o profesionales del sector sanitario, os invito a ver los vídeos; son píldoras formativas muy interesantes que de forma desinteresada se ha dispuesto para el acceso libre de todo el mundo... "Compartir es vivir".

La píldora que yo he escogido realizar, va en relación al cuidado personal y a la especial atención que debemos de prestar a nuestra autoestima para poder dedicarnos a cuidar a otras personas, por supuesto... acabo con un cuento.... 
Espero que os guste.

video

294/365. La taza de té


Hoy, como todos los días que puedo al rato de comer, me tomo una taza de té con leche... debe ser el espíritu inglés que hay en mí que normalmente sobre las 5 mi cuerpo me lo pide...

Me lo tomo y lo disfruto, cuando estoy en la oficina porque mientras estoy trabajando me permite seguir concentrada y mientras estoy en casa, me permito saborearlo tranquilamente en el sofá mientras veo una serie...

En mis manos además ha caído un cuento japonés que me ha hecho reflexionar sobre el té y sobre los prejuicios y otros elementos que ya he comentado alguna vez en el blog.. de cómo las opiniones forjadas de forma previa y/o los conocimientos estancados nos impiden ser conscientes y escuchar lo que nos rodea... ya que como bien dice el título del blog... "la verdad absoluta no existe", no?

El cuento "La taza de té", dice así:

"Es conocida la historia de Nan-in, un Maestro japonés que vivió en la era Meiji, y lo que le sucedió con un profesor universitario que fue a visitarlo intrigado por la afluencia de jóvenes que acudían al jardín del Maestro.
Nan-in era admirado por su sabiduría, por su prudencia y por la sencillez de su vida, a pesar de haber sido en su juventud un personaje que había brillado en la Corte. Aceptaba en silencio que algunos se sentaran con él al caer la tarde, pero no debían importunarlo después de la meditación. Entonces, parecía algo serio y hasta hosco, pero no era más que la necesaria readaptación mientras trabajaba en su jardín, pelaba papas o remendaba la ropa.
.
El prestigioso profesor se hizo anunciar con antelación haciendo saber que no disponía de mucho tiempo, pues tenía que regresar a sus tareas en la universidad.
.
Cuando llegó, saludó al Maestro y, sin más preámbulos, le preguntó por el Zen. Nan-in le ofreció el té y se lo sirvió con toda la calma del mundo. Y aunque la taza del visitante ya estaba llena, el Maestro siguió vertiéndolo.
.
El profesor vio que el té se derramaba y ya no pudo contenerse.
.
- ¿Pero no se da cuenta de que está completamente llena? ¡Ya no cabe ni una gota más!
.
- Al igual que esta taza, - respondió Nan-in sin perder la compostura, ni abandonar su amable sonrisa -, usted está lleno de sus opiniones, de su cultura, y conjeturas eruditas y completas, igual que esta taza. ¿Cómo puedo hablarle de la sabiduría, que solo es comprensible a los ánimos sencillos y abiertos, si antes no vacía su taza?"
.

El profesor comprendió la lección y desde aquel día se esforzó en escuchar las opiniones de los demás sin despreciar ninguna de ellas.

Puesto que la clave es no juzgar y permanecer atento."

Y ahora... ¿nos tomamos un té?

viernes, 21 de octubre de 2011

293/365. Comienza el día

Desayuno en el hotel by rutroncal
Desayuno en el hotel, a photo by rutroncal on Flickr.

Creo que ya lo he comentado en alguna ocasión, pero una de las cosas que más me gustan a lo largo del día es el momento del desayuno... y dedicarle el tiempo para tomar rienda del día que comienza.

Cuando estoy de viaje reconozco que no me gustan las salas de desayuno que se llenan de gente y no me permiten conectar conmigo misma dado el "jaleo" o "ruido" que hay... Menos mal que me llevo mi móvil y gracias a twitter, y/o al whatsap me concentro en lo que necesito y vuelvo a mi momento "zen".

¿Y a vosotr@s? ¿Cómo os gusta empezar el día?


jueves, 20 de octubre de 2011

292/365. Chocolate...


Cuántas veces habremos hablado de las propiedades del chocolate entre amigas, cuántas veces nos hemos preocupado por no tener ese apreciado tesoro en nuestras respectivas casas... y es que para después de comer o cenar, una onza de chocolate... saborearla lentamente y dejar como su sabor te invade... eso podríamos decir que "no vale dinero".

Y compartir chocolate es otra maravilla, pues no hay nada más gratificante que compartir alegrías ... y reconozcámoslo... ese sabor dulce (amargo, con leche, con tropezones o sabores) hace que a pesar de las circunstancias, a pesar de haber tenido un día duro o cansado... tenga la propiedad de acabar el día con una sonrisa.

Por ello, quisiera compartir con vosotr@s un cuento precisamente sobre chocolate... a ver qué os parece.

"Camila Comila era una niña golosa y comilona que apenas tenía amigos y sólo encontraba diversión en los dulces y los pasteles. Preocupados, sus papás escondían cualquier tipo de dulce que caía en sus manos, y la niña comenzó una loca búsqueda de golosinas por todas partes. En uno de sus paseos, acabó en una pequeña choza desierta, llena de chacharros y vasos de todos los tipos y colores. Entre todos ellos, se fijó en una brillante botellita de crital dorado, rellena de lo que parecía chocolate, y no dudó en bebérselo de un trago. Estaba delicioso, pero sintió un extraño cosquilleo, y entonces reparó en el título de la etiqueta: "lágrimas de cristal", decía, y con pequeñísimas letras explicaba: "conjuro para convertir en chocolate cualquier tipo de lágrimas".

¡Camila estaba entusiasmada! Corrió por los alrededores buscando quien llorase, hasta encontrar una pequeña niña que lloraba desconsolada. Nada más ver sus lágrimas, estas se convirtieron en chocolate, endulzando los labios de la niñita, que al poco dejó de llorar. Juntas pasaron un rato divertido probando las riquísimas lágrimas, y se despidieron como amigas. Algo parecido ocurrió con una mujer que había dejado caer unos platos y un viejito que no encontraba su bastón; la aparición de Camila y las lágrimas de chocolate animaron sus caras y arrancaron alguna sonrisa.

Pronto Camila se dio cuenta de que mucho más que el chocolate de aquellas lágrimas, era alegrar a personas con problemas lo que la hacía verdaderamente feliz, y sus locas búsquedas de dulces se convirtieron en simpática ayuda para quienes encontraba entregados a la tristeza. Y de aquellos dulces encuentros surgieron un montón de amigos que llenaron de sentido y alegría la vida de Camila".


miércoles, 19 de octubre de 2011

291/365. Tarta de manzana

Tarta años 50 de cumple!! by rutroncal
Tarta años 50 de cumple!!, a photo by rutroncal on Flickr.

El miércoles celebrábamos en casa de mi hermano (@fronqi) el cumpleaños de mi cuñada (@comotecuento) y el mío ya de paso... y esta es la maravillosa tarta de manzana que compartimos. 

Maravillosa porque era una chulada (una versión "Mad Men" de las tartas) y una ocasión de compartir una risas, con familia y amig@s.

A veces las cosas más sencillas son las que más se agradecen y en los detalles está la verdadera naturaleza de las personas.

A propósito de esta tarta... quisiera compartir un cuento sufí, y por supuesto va de tartas y de detalles y como a veces esa ansiedad de perfección en las cosas, hace que nos perdamos la verdadera esencia de los momentos.

"La Historia habla de una anciana que había sido famosa durante treinta años por el sabor delicioso de sus tartas de albaricoque. Todo el mundo en kilómetros a la redonda había escuchado hablar de las deliciosas tartas y las comían, no sin hacer comentarios respecto a su inigualable y delicioso sabor. En el curso de los años, cientos de personas le asediaron pidiéndole la receta.
Ella, la anciana de las deliciosas tartas continuó haciendo tartas todos los años, y así durante muchos años, durante la estación de los albaricoques; distribuía las tartas con gusto sin distinguir razas o credos, ni posiciones sociales , a diestra y siniestra, pero siempre guardando en secreto su receta.
Un día, temiendo que la anciana mujer muriera repentinamente sin haber transmitido el secreto de sus tartas, el Gran Califa de Afganistán – que también era ambicioso al mismo tiempo que amante de las tartas de albaricoque – ofreció una recompensa de cien monedas de oro por su secreto.
No pudo encontrar a nadie que cocinase tartas como la anciana, aunque una gran multitud de gente solicitase la cuantiosa recompensa, pretendiendo que podía hacerlo. Finalmente, sin embargo, se sorprendió al encontrar a la enigmática anciana mujer a su puerta, ofreciendo vender la famosa receta.
Pensé que nunca se las darías a nadie – balbuceó el Poderoso Califa.
Ah, primero debía encontrar un signo de sinceridad – dijo la anciana.
Pero, ¿Cómo sabes que soy sincero? – preguntó el Califa.
Tú – dijo la extraña anciana – eres un hombre que ama el oro. Ahora que estés de dispuesto a desprenderte de una parte de él, y no digamos cien monedas de oro, muestra, al menos mediante tu propio patrón de ambicioso, que eres sincero. Esto es lo más cercano a la verdadera sinceridad que, según parece, podemos llegar a este punto. De modo que te daré el Secreto.
El Califa se sentía encantado. Tomo lápiz y un trozo de papel y pidió a la mujer que dictase la receta.
No necesitas lápiz ni papel – dijo ella – , ya que no hay mucho que decir. Recojo albaricoques gratis, de los arboles de la gente caritativa. Luego añado agua y un poco de miel; y eso es todo lo que hay que decir.
¡Pero así es como todos los demás hacen tartas de albaricoque en todo el Califato de Afganistán! – Exclamo el Califa –. Ciertamente no te voy a dar cien monedas de oro por decirme eso. 
Tómalo o déjalo – dijo la mujer.
No tiene sentido alguno – dijo el avaro Califa –, pero si el secreto no está en los ingredientes, debes decirme ¿Cómo la haces? Debe de encontrarse en la elaboración de la costra de masa de la tarta, o en los tiempos de horneo.
La anciana mujer sonrió
No lo hago en modo alguno. Me acerco al panadero del pueblo y le pido algo de masa común pastelera que él haya amasado, cubro el plato con la pasta y le pido que lo ponga en el horno junto con el pan que
hornea, y así es como se hace.
Pero debe de haber algo especial en las tartas – dijo el Califa –, y quiero saber lo que es.
Muy bien – dijo ella, sígueme y haz exactamente lo que hago y veremos cómo te las arreglas. Descubrirás si eres capaz de captar lo que es el Secreto de la fabricación de tartas de albaricoque.
Fueron juntos de excursión muy temprano por las huertas comunes de la localidad de albaricoques. La anciana, como es costumbre en esas partes, fue admitida libremente, mientras que el avaro Califa pagaba
con monedas de cobre y plata a los dueños de las huertas para que le trajeren en unas cestas los frutos de albaricoque que tenían previamente almacenados. Mientras que la anciana recogía por sí misma los frutos.
Todo siempre bajo la mirada observante del Califa, ambos hicieron por separado unas mermeladas con miel y albaricoque. Luego llevaron sus platos al panadero, e hicieron que les pusiese la masa común pastelera encima de las tartas. Luego se dedicaron a esperar hasta que éstas estuviesen listas.
Cuando las tartas estuvieron horneadas y se enfriaron, las probaron.
La tarta de la anciana era deliciosa. Pero la tarta hecha por el Califa era sencillamente muy ordinaria.
El Califa meneó la cabeza, muy perplejo, y luego comenzó a injuriar a la mujer anciana, la llamó hechicera e impostora por haber introducido una pócima secreta a sus tartas, el Califa mientras devoraba una tarta de la anciana, expresó: el sabor de tus tartas me tiene hechizado. Anciana – dijo el Califa – eres una necia por no transmitirme el secreto – y la tacho de bruja con contacto con poderes malignos.
Una vez que el Califa de Afganistán quedó exhausto por comer tantas tartas y se sentó en un banco en el exterior de la panadería, la anciana sonrió una vez más.
Después de tus resoplidos y tú enojo, tras tus aires de superioridad y vana confianza en el poder del dinero, tras todo ese absurdo, arraigado en su sucio corazón – dijo ella – , te diré dónde te has equivocado.
Como habrás observado, a mi una persona pobre se me permitió recoger tanta fruta como desease en esos huertos. En reconocimiento a esto, nunca he tomado la fruta madura, y perfecta para mis tartas, ya que el dueño de la huerta tiene derecho a conservar la mejor fruta de la temporada, de modo que pueda venderla para mantener a su familia. Así que siempre he cogido albaricoques dañados que no estaban maduros aún y los demasiado maduros, mezclándolos en mis tartas. Éste es el secreto de su maravilloso sabor. Tú, por tu parte, codicias tanto la perfección y las ganancias que, como todos los demás que han buscado mi secreto, tomas siempre la fruta más atractiva. El resultado fueron tartas de albaricoque ordinarias.
Con estas palabras guardó las bolsas de monedas de oro en un cinturón y siguió la anciana siguió su camino"

Y a vosotr@s... ¿cómo os gustan las tartas?

martes, 18 de octubre de 2011

290/365. La rebelión de las máquinas

Un cyborg escondido en el ascensor!! by rutroncal

Mmmm, hoy he visto este cyborg escondido en el ascensor.. y me ha dado por darle al botón memoria y recordar como Stephen King nos dió su versión en 1986, donde las máquinas, en este caso bajo la influencia de un misterioso planeta son dotadas de vida y comienzan a hacer cosas extrañas hasta que los ataques van de mal en peor.
Ya antes, en 1984, Arnold Schwarzenegger (sí, lo que tenido que copiar pues soy incapaz de escribir el apellido de memoria) hizo el papel de su vida en Terminator, donde las máquinas dirigidas por Skynet están a punto de perder ante John Connor y mandan a Arnold al pasado para evitar su nacimiento. Éste cyborg no tiene emociones y por tanto es una eficiente máquina de matar....

El caso es que esta mañana escuchando las noticias te enteras de que IBM ha comunicado que construirá un "cerebro artificial" en 10 años y que se supone que podrá simular los 100.000 millones de neuronas del cerebro humano.... si a eso le sumas el libro de Punset en el que afirma que el alma está en el cerebro.... entonces cabe la siguiente pregunta: ¿los cyborgs acaso llegarán a poseer alma? ¿estaremos a pocos años de formar parte de películas que hemos visto hace años en ciencia ficción? Claro que si Arnold llegó a mostrar cierta empatía a lo largo de todos los terminators... la raza humana tiene una oportunidad, ¿no?
video


lunes, 17 de octubre de 2011

289/365. Una rosa es una rosa

Hoy mi flor ha triunfado... by rutroncal
Hoy mi flor ha triunfado..., a photo by rutroncal on Flickr.
¿Os acordais de la canción de Mecano? porque hoy gracias a mi flor he podido recordarla...

Letra de Una Rosa Es Una Rosa :
(J. M. Cano)

Es por culpa de una hembra
que me estoy volviendo loco.
No puedo vivir sin ella,
pero con ella tampoco.

Y si de este mal de amores
yo me fuera pa la tumba,
a mi no me mandéis flores,
que como dice esta rumba:

Quise cortar la flor
más tierna del rosal,
pensando que de amor
no me podría pinchar,
y mientras me pinchaba
me enseñó una cosa
que una rosa es una rosa es una rosa...

Y cuando abrí la mano
y la dejé caer
rompieron a sangrar
las llagas en mi piel
y con sus pétalos
me las curó mimosa
que una rosa es una rosa es una rosa...

Pero cuanto más me cura,
al ratito más me escuece,
porque amar es el empiece
de la palabra amargura.

Una mentira y un credo
por cada espina del tallo,
que injertándose en los dedos
una rosa es un rosario.

Quise cortar la flor
más tierna del rosal,
pensando que de amor
no me podría pinchar,
y mientras me pinchaba
me enseñó una cosa
que una rosa es una rosa es una rosa...

Y cuando abrí la mano
y la dejé caer
rompieron a sangrar
las llagas en mi piel
y con sus pétalos
me las curó mimosa
que una rosa es una rosa es una rosa...

domingo, 16 de octubre de 2011

288/365 ¿Nos dedicamos un momento a relajarnos?

Quiet place by rutroncal
Quiet place, a photo by rutroncal on Flickr.
El Domingo es un día perfecto para relajarnos, por lo que vamos a buscar un sitio tranquilo... y vamos a dedicarnos a tomar conciencia de nuestro cuerpo y de nuestra respiración ¿qué os parece?

Técnicas de Activación Intra – Sofrónica
•Los ejercicios estáticos(dinámicos por dentro, sin movimiento)
•Los ejercicios dinámicos(ejercicios con movimiento) 

1)La sofronización simple: 

Se empieza por un estiramiento libre. Ahora me siento confortablemente, cómodamente... me relajo bien, saboreando este estado de relajación, luego de la tensión... 
Cambio de nivel de conciencia: Pongo mi atención hacia lo interior de mí mismo. Los ruidos existen pero no los activo. Llevo mi atención por dentro. Primero en la respiración, observo el aire que entra y sale, su calor o frescura, el movimiento del diafragma y de las costillas. Pongo en marcha el proceso de relajación muscular de arriba hacia abajo, de la cabeza a los pies. Relajo el rostro, relajo aun más con la espiración. Luego con la espiración lenta relajo los hombros para permitir que el cuello y la nuca se relajen, se suelten y facilitar la circulación cerebral. Finalmente sigo con todo el cuerpo: Brazos, manos, espalda, pecho, cintura y vientre, pelvis, muslos, piernas y pies. Aprecio la descompresión, el bienestar mental, la relajación de todo mi cuerpo, desde adentro, en mi espacio interno que voy percibiendo de a poco. 

2) Ponerse en posición cómoda (tendida, sentada o de pie) 
•Cerrar los ojos 
•Toma conciencia de su posición desde el interior 
•Tomar conciencia de su respiración (su ritmo, su amplitud, en que parte del cuerpo se respira, la temperatura del aire, etc) 
•Relajar su cuerpo parte por parte empezando desde la cabeza y llegando hasta los pies (o desde los pies hasta la cabeza) “Me concentro en la sensación de la forma de mi cabeza... la forma de mi frente y la suelto, etc) 
•Quedarse un rato sin hacer nada, solo sintiendo todo su cuerpo, relajado pero bien presente, lleno de enrgía. Tomar conciencia de bajar hacia el borde del sueño mientras se percibe el bienestar y la tranquilidad. 

3)Practicar dos o tres ejercicios a su elección 
Después de cada uno se pregunta ¿Qué estoy sintiendo ahora? ¿Cómo se produce la relajación después del Movimiento y se deja bajar más “hacia el borde del sueño” mientras se siente más presente en sí mismo. 

4)Fijarse de nuevo en su respiración y mientras se siente su ritmo, se repite mentalmente una palabra o una frase elegida afirmativa y positiva. Decírsela con mucha fe y convicción; por ejemplo: “tengo muy buena salud”, “estoy cada vez mejor”, “Tengo confianza en mí”. En lugar de decirse una palabra puede fijarse algún proyecto positivo. 

5)Para terminar: mover poco a poco los labios, sus manos, sus pies, estirarse lentamente. Tomar su tiempo para reactivar su cuerpo y sentir lo lleno de energía que está. 

6)Se aconseja escribir lo más importante de lo que sintió en esta sesión. 

Autor: Jean Marie Isch Schneider Sofrólogo-Gerontólogo

sábado, 15 de octubre de 2011

287/365. Risas garantizadas


La risa puede ser la mejor medicina. Reír baja la tensión arterial, reduce las hormonas del estrés, aumenta la flexión muscular y activa funciones inmunes elevando las células T que luchan contra las infecciones, aumentando las proteínas que combaten las infecciones denominadas Gamma-interferón y las células B, productoras de anticuerpos. La risa produce liberación de endorfinas que combaten el dolor y producen una sensación de bienestar... osea que deberíamos reirnos más a menudo ¿no?

Nosotros el sábado fuimos a la bolera, reconozco que tan sólo había ido una vez más en mi vida, pero... bueno, era un plan diferente... y porqué no esperar algo positivo ¿no creéis? 

El caso, es que lo fue. Me reí un montón, liberé adrenalina además de las endorfinas (las bolas yo no pensaba que pesaran tanto...) y por un momento, entendí porqué Homer (sí, el de los Simpsons) sólo practicaba ese deporte... jajajaja

Por cierto... he encontrado un libro que parece interesante para todos los lectores del ámbito sanitario... o quizás también para todos los usuarios del mismo... Se llama El humor en relación con el paciente: una guía para profesionales de la salud.

viernes, 14 de octubre de 2011

286/365. Tren de vuelta

En tren de vuelta by rutroncal
En tren de vuelta, a photo by rutroncal on Flickr.

Un viaje más de vuelta... que por supuesto vino precedido por uno de ida...

Días fuera de casa y cuando viajas siempre tienes ocasión de pensar en lo que te rodea, en tus problemas, en la gente que tienes a tu lado, en lo que te queda por hacer...

Eso me recuerda a un extracto del libro "Las tres preguntas" de Leon Tolstoi que son:

¿Cuál es el momento más oportuno para hacer cada cosa?
¿Cuál es la gente más importante con la que trabajar?
¿Cuál es la cosa más importante para hacer en todo momento?

La maravillosa respuesta que le da el ermitaño al emperador (los personajes del cuento) es:
"Recuerda que sólo hay un momento importante y es ahora. El momento actual es el único sobre el que tenemos dominio. La persona más importante es siempre con la persona con la que estás, la que está delante de ti, porque quién sabe si tendrás trato con otra persona en el futuro. El propósito más importante es hacer que esa persona, la que está junto a ti, sea feliz, porque es el único propósito de la vida."

Después piensas... y agradeces cada minuto, y aunque todos tenemos problemas (mayores o menores según el día), la clave está en cómo los hacemos frente y en cómo hacemos que valga cada minuto. La clave está en encontrar el sentido de nuestra vida y que ésta al mismo tiempo tenga sentido.
Aquí podeis encontrar el cuento Las tres preguntas.

jueves, 13 de octubre de 2011

285/365 Seguridad


Cada vez damos más importancia a la seguridad... a todos los elementos que nos aportan más confianza en nuestro entorno y que en ocasiones pueden (creo) darnos una falsa sensación de seguridad...

En mi opinión, a veces nos llegamos a obsesionar con estas cosas y nos olvidamos del resto de detalles.... pero claro, cuando hablamos de protección y tal como están los tiempos... nadie podría afirmar qué es lo que es suficiente o mínimo necesario, ¿no? ¿Será cuestión de cada uno?

Me gustaría compartir con vosotros un cuento sufi sobre la falsa seguridad y creo que nos da para más de una reflexión ¿no creéis?

El mulá Nasrudin armado

Muy asustado en una noche obscura, mulá Nasrudín viajaba con una espada en una mano y una daga en otra. Le habían dicho que eran seguros medios de protección.

En su camino se encontró con un asaltante, que le robó su asno y sus alforjas con valiosos libros.

Al día siguiente, cuando se estaba lamentando de su suerte en la casa de té, alguien le preguntó.

-Pero, ¿por qué dejó que se llevara sus posesiones, mulá? ¿No tenía los medios para detenerlo?

-Si mis manos no hubieran estado ocupadas –dijo el mulá-, hubiera sido otra historia.

Cuento de la filosofía sufí, recopilados en su mayoría por Idries Shah (sacado del libro "Las ocurrencias del increíble Mulá Nasrudín)

Y a vosotr@s ¿qué os ha parecido la historia?

miércoles, 12 de octubre de 2011

284/365 Ratatouille


En un momento del paseo diario junto con el pelón, hemos tenido oportunidad de ver un pequeño ratoncillo que tranquilamente estaba royendo un dátil.... 

Cuando he querido acercarme para fotografiar el momento... el pequeño roedor ha sido asustado por el gruñido que le ha soltado mi pelón... así que con suerte he podido pillar el momento de la huida... jejeje

El caso, es que este pequeño roedor, me ha recordado a la película de Ratatouille y al lema del Chef Gusteau de "cualquiera puede cocinar"... bien, creo que este mismo lema puede aplicarse a cualquier ámbito de nuestra vida, pensando que la ilusión, pasión, esfuerzo y perseverancia pueden ser ingredientes suficientes y necesarios para lograrlo ¿no creéis?

Os dejo la crítica final de Antón Ego ... y pensar en cuántas veces estamos siendo críticos de los que nos rodean o de nosotros mismos y cómo eso interviene en las consecuencias....

martes, 11 de octubre de 2011

283/365. Terror en el Supermercado... horror en el ultramarinos


Predía de fiesta... y como siempre y en mi barrio (supongo que como en todos los barrios), el supermercado de turno se llena de gente.

Gente que necesita llenar las neveras, o gente que aprovecha para marcharse a algún sitio (deduzco que aunque yo no tengo puente, hay gente que sí :P) y por tanto recopila alimentos varios para llevarse.

En esos momentos en los que los pasillos se llenan de gente, carritos y cestas es difícil la circulación. En ocasiones creo que vendría muy bien aplicar las normas de circulación e incluso señalización visual de carreteras en los supermercados cuando están llenos....

Y después momento de llegar a pagar, filas interminables en las que parece que te vas a quedar una eternidad o te parece que el tiempo se para por segundos....

El caso es que durante este "impass" es fácil perder los nervios y acordarse de la familia de más de uno...

Yo no hago más que repetirme: "soy un junco" como si fuera un mantra para que no me afecte y poder llegar a casa sin energía negativa....

Porque como me enseñaron en una clase de física: "la energía ni se crea ni se destruye, se transforma"... por lo que no quiero que se transforme en algo que no quiero... ¿no creéis?

lunes, 10 de octubre de 2011

282/365. Te compro una hora


Pensamos en aprovechar los momentos, en el "carpe diem", en gestionarnos mejor el tiempo y dedicarnos más a nosotros mismos y a los nuestros... 

Pero tenemos que dejar de estar pendientes del reloj, porque sino dejo de ser el "dueño de mi tiempo" para el que "el tiempo sea mi dueño".

En esta ocasión quiero poneros un cuento de Fermín de Mieza, sobre la importancia que tiene nuestro tiempo para las personas que nos aprecian / quieren. Se titula: Te compro una hora. Título bastante explícito ¿verdad?. Dice así:

El niño tenía once años. El niño era estudioso, normal y cariñoso con sus padres. Pero el niño le daba vueltas a algo en la cabeza. Su padre trabajaba mucho, lo ganaba bien y estaba todo el día en sus negocios. El hijo le admiraba porque "tenía un buen puesto".

Cierto día el niño esperó a su padre, sin dormirse, y cuando llegó a casa, le llamó desde la cama:

– Papá –le dijo- ¿cuánto ganas cada hora?.
– Hijo, no sé, bastante. Pon, si quieres, dos mil pesetas. ¿Por qué?
– Quería saberlo.
– Bueno, duerme.

Al día siguiente, el niño comenzó a pedir dinero a su mamá, a sus tíos, a sus abuelos. En una semana tenía mil quinientas pesetas. Y al regresar otro día, de noche, su padre, le volvió a llamar el niño:

– Papá, dame quinientas pesetas que me hacen falta para una cosa muy importante...
– ¿Muy importante, muy importante? Tómalas y duerme.
– No, papá, espera. Mira. Tengo dos mil pesetas. Tómalas. ¡Te compro una hora! Tengo ganas de estar contigo. De hablar contigo. A veces me siento muy solo. Y tengo envidia de otros chicos que hablan con su padre...

El padre le abrazó.

¿Qué habéis pensado / sentido / reflexionado al leer esta historia? ¿En qué sentido se puede aplicar en vuestra vida?

domingo, 9 de octubre de 2011

281/365

Escaleras cc @taitechu by rutroncal
Escaleras cc @taitechu, a photo by rutroncal on Flickr.
A veces la vida es como una escalera... nos vamos encontrando escalones que podrían asemejarse a los esfuerzos o a las dificultades que vivimos o experimentamos en el día a día...

Hay escalones más empinados y que hacen que tengamos que tomar aire para poder subir de un salto y otros que son tan bajitos que ni tan siquiera somos conscientes de que seguimos subiendo...

La altura de la escalera podría ser lo larga que es nuestra vida... y el ángulo de cómo de empinada está, sería el nivel de vicisitudes que atravesamos...

Lo malo es que a veces avanzamos a través de la escalera de nuestra vida sin mirar atrás y fijándonos en el siguiente escalón, olvidando todo lo que llevamos avanzado y subido y/o otras veces, estamos tan pendientes de lo que hemos subido, de la pendiente que hemos alcanzado que corremos el peligro de caernos por un "mal de altura"...

Creo que deberíamos valorar todos los escalones que hemos subido, que hemos atravesado, sin dejar de mirar hacia delante, porque sino corremos el peligro de caernos "escaleras abajo", ¿no creéis?

sábado, 8 de octubre de 2011

280/365

Playa de Cadiz by rutroncal
Playa de Cadiz, a photo by rutroncal on Flickr.
Atardecer en Cádiz de Mercedes Alexandre

A la orilla de la playa
se va muriendo la tarde
y por la glauca bahía
navega un velero herrante.
Una aroma marinera
va embriagando al viejo Cádiz
y perfumando las alas
de gaviotas arrogantes.
Soñando sobre la arena
cruzo montañas y mares,
planeo sobre la costa
y salinas hechas pirámides.

Vuelvo de nuevo a la playa,
dejando los sueños morir
igual que lo va haciendo la tarde.

Sacado de Comunidad Poética

viernes, 7 de octubre de 2011

279/365. El circulo de la alegría


En ocasiones a veces la gente se pregunta si las amistades a través del 2.0 son tan reales como las del 1.0... supongo que es porque no se han dado la oportunidad de conocer a alguien más allá de la pantalla de un ordenador y piensan (tal vez) que el protegerse a través de un nick o de un avatar es eso, poner una barrera a conocer realmente a la persona que hay detrás.

Personalmente la vida 2.0, en redes, me ha acercado a muchísima gente que están en muchos casos mucho más cerca que muchos conocidos del 1.0.

Quisiera dedicar este cuento de Paulo Coelho, El círculo de la alegría a todos los que gracias a sus "tuits", comentarios en el muro, mensajitos de whatsap o heytell alegran y transmiten alegría por donde pasan.... los que están en mi vida... mis amig@s del 2.0 y del 1.0 también va para ellos este cuento.

Cuenta Bruno Ferrero que cierto día un campesino golpeó con fuerza la puerta de un convento. Cuando el hermano portero abrió, él le extendió un magnífico racimo de uvas.
-Querido hermano portero, estas son las más bonitas producidas por mi viñedo. Y vengo aquí para regalarlas.
-¡Gracias! Las llevaré inmediatamente al abad, que se alegrará con este ofrecimiento.
-¡No! Yo las he traído para ti.
-¿Para mí?-. El hermano se sonrojó porque consideraba que no merecía tan bello presente de la naturaleza.
-¡Sí! - insistió el campesino. - Porque siempre que golpeé esta puerta tú me abriste. Cuando necesité ayuda porque la sequía había destruido mi cosecha, tú me dabas todos los días un pedazo de pan y un vaso de vino. Yo quiero que este racimo de uvas te traiga un poco del amor del sol, de la belleza de la lluvia y del milagro de Dios, que lo hizo nacer tan hermoso.
El hermano portero colocó el racimo frente a él y pasó la mañana entera admirándolo: era realmente precioso y por eso resolvió entregar el regalo al Abad, que siempre lo había estimulado con palabras de sabiduría.
El Abad se puso muy contento con las uvas, pero se acordó de que había en el convento un hermano enfermo y pensó:
"Le daré el racimo. Quizá puede aportar alguna alegría a su vida".
Y así lo hizo. Pero las uvas no permanecieron mucho tiempo en la habitación del hermano enfermo, porque éste reflexionó:
"El hermano cocinero ha cuidado de mí durante tanto tiempo, alimentándome con lo mejor que tenía. Estoy seguro de que se alegrará con esto".
Cuando el hermano cocinero apareció a la hora del almuerzo, trayendo su comida, él le entregó las uvas.
-Son para ti- dijo el hermano enfermo. - Como siempre estás en contacto con los productos que la naturaleza nos ofrece, sabrás qué hacer con esta obra de Dios.
El hermano cocinero quedó deslumbrado con la belleza del racimo, e hizo que su ayudante observase la perfección de las uvas. Tan perfectas - pensó él - que nadie mejor que el hermano sacristán para apreciarlas; como él era el responsable de la custodia del Santísimo Sacramento, y muchos monasterios lo consideraban un hombre santo, sería capaz de valorar mejor aquella maravilla de la naturaleza.
El sacristán, a su vez, obsequió las uvas al novicio más joven, para que éste pudiera entender que la obra de Dios está en los menores detalles de la Creación. Cuando el novicio las recibió, su corazón se inundó de la Gloria del Señor, porque nunca había visto un racimo tan lindo. En ese momento se acordó de la primera vez que había llegado al monasterio y de la persona que le había abierto la puerta: había sido ese gesto el que le había permitido estar hoy en aquella comunidad de personas que sabían valorar los milagros.
Así, poco antes de caer la noche, llevó el racimo de uvas al hermano portero.
Come y aprovecha - le dijo. Porque pasas la mayor parte del tiempo aquí solo y estas uvas te harán muy feliz.
El hermano portero comprendió que aquel presente le había sido realmente destinado, saboreó cada una de las uvas de aquel racimo y durmió feliz.
De esta manera, quedó cerrado el círculo: el círculo de felicidad y alegría que siempre se extiende en torno a las personas generosas.

Y vosotros ¿cuán generosos sois con los que os rodean?

jueves, 6 de octubre de 2011

278/365. La esperanza de un sueño


Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas. Noam Chomsky

Esta frase quizás resume lo que podríamos sacar en conclusión del cuento que es escribo a continuación, aunque cada uno debería sacar su propia moraleja y analizar los sueños que le han llevado tanto al día de hoy como los sueños que espera llevar a cabo en el futuro.

El cuento trata de una pequeña oruga que tenía un sueño y que no dudó en hacer todo lo que tenía en sus mano para llevarlo a cabo.

Un pequeño gusanito se dirigía un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un grillo. 
-Hacia dónde te diriges?- le pregunto. 
Sin dejar de caminar, la oruga contestó: 
-Tuve un sueño anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo admiraba todo el valle. Me gusto lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo. 
Sorprendido, el chapulín dijo mientras su amigo se alejaba: 
-¡Debes estar loco!, ¿Como podrás llegar hasta aquel lugar? ¡Tu, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable. 
Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escucho. 
Sus diminutos pies no dejaron de moverse. De pronto se oyó la voz de un escarabajo: 
-¿Hacia donde te diriges con tanto empeño? 
Sudando ya, el gusanito le dijo jadeante: 
-Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo. 
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó una carcajada y luego dijo: 
-Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa. 
El escarabajo se quedo en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuo su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir. 
¡No lo lograras jamas! -le dijeron-, pero en su interior el gusanito sentía un gran impulso que lo obligaba a seguir. 
Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar para descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. 
-Estaré mejor, fue lo último que dijo, y murió. 
Todos los animales del valle durante varios días fueron a mirar sus restos. 
Ahí estaba el animal mas loco de la región. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. 
Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable. 
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos. Aquella concha dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa. 
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría su sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.

El éxito de la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.

El autor no he logrado encontrarlo, aunque una versión del cuento, la podréis encontrar aquí: http://www.poemas-de-amor.es/cuentos-leyendas/la-esperanza-de-un-sueno.php

Bueno, y ahora.... ¿sois capaces de escribir vuestros sueños y poner vuestro empeño en cumplirlos?

miércoles, 5 de octubre de 2011

277/365 Autoestima

En la peluqueria... by rutroncal
En la peluqueria..., a photo by rutroncal on Flickr.

Cuántas veces nos hemos dicho que no tenemos tiempo para nosotr@s mism@s,.... que no tenemos ni un minuto para ir a la peluquería, ir al gimnasio o dedicarnos tiempo para descansar, relajarnos o simplemente hacer lo que nos guste...

Hoy he ido a la peluquería y es tan importarte mimarnos y "regalarnos" algo... no nos damos cuenta de cuán importantes son esos pequeños detalles con nosotr@s mism@s, porque ¿si no los tenemos nosotr@s para nos, quién nos los dará? la automotivación depende de uno mism@.... somos como la pequeña flor del cuento de Rosa María Roé que os pongo a continuación, se titula La Rosa Blanca.

En un jardín de matorrales, entre hierbas y maleza, apareció como salida de la nada una rosa blanca. Era blanca como la nieve, sus pétalos parecían de terciopelo y el rocío de la mañana brillaba sobre sus hojas como cristales resplandecientes. Ella no podía verse, por eso no sabía lo bonita que era.
Por ello pasó los pocos días que fue flor hasta que empezó a marchitarse sin saber que a su alrededor todos estaban pendientes de ella y de su perfección: su perfume, la suavidad de sus pétalos, su armonía. No se daba cuenta de que todo el que la veía tenia elogios hacia ella.
Las malas hierbas que la envolvían estaban fascinadas con su belleza y vivían hechizadas por su aroma y elegancia.

Un día de mucho sol y calor, una muchacha paseaba por el jardín pensando cuántas cosas bonitas nos regala la madre tierra, cuando de pronto vio una rosa blanca en una parte olvidada del jardín, que empezaba a marchitarse.

–Hace días que no llueve, pensó – si se queda aquí mañana ya estará mustia. La llevaré a casa y la pondré en aquel jarrón tan bonito que me regalaron.

Y así lo hizo. Con todo su amor puso la rosa marchita en agua, en un lindo jarrón de cristal de colores, y lo acercó a la ventana.- La dejaré aquí, pensó –porque así le llegará la luz del sol. Lo que la joven no sabía es que su reflejo en la ventana mostraba a la rosa un retrato de ella misma que jamás había llegado a conocer.

-¿Esta soy yo? Pensó. Poco a poco sus hojas inclinadas hacia el suelo se fueron enderezando y miraban de nuevo hacia el sol y así, lentamente, fue recuperando su estilizada silueta. Cuando ya estuvo totalmente restablecida vio, mirándose al cristal, que era una hermosa flor, y pensó: ¡¡Vaya!!
Hasta ahora no me he dado cuenta de quién era, ¿cómo he podido estar tan ciega?
La rosa descubrió que había pasado sus días sin apreciar su belleza. Sin mirarse bien a sí misma para saber quién era en realidad.
Si quieres saber quién eres de verdad, olvida lo que ves a tu alrededor y mira siempre en tu corazón.

Y ahora vosotr@s, ¿os habéis mirado al espejo y os habéis dicho cosas bonitas?

martes, 4 de octubre de 2011

276/365 Lealtad absoluta

Plegaria de un perro (autor desconocido)

Dame un pan, y yo te daré amo mío, toda mi lealtad. 
Si sabes del dolor de la vida y tu corazón sangra silencioso,  yo me acercare humildemente a ti, y como no sé hablar,  moveré mi cola y lameré tus manos extendidas al desaliento.  Vive seguro de tu heredad, de tu casa,  de tu rancho lejano de la montaña,  porque han de matarme primero antes de permitir que nadie coja lo tuyo.  Si otro amo como tú,  quisiera llevarme consigo,  no le obedeceré y si me violenta,  huiré de su lado y te buscare a través del mundo.  Llévame contigo, de caza, a la mina, a la montaña,  a tu trabajo o a la guerra y pondré mis fuerzas,  mi astucia, mi valor y mi vida, para servirte hasta el fin.  Cuando velo tu sueño en las noches calladas  y con mi oído en tierra advierto algo extraño,  aúllo largamente para prevenirte el mal.  No me abandones jamás. Que si la vida te falta, iré a morir a tus pies.  Si me castigas, lameré tus manos.  Si me hieres, aullaré largamente del dolor antes de atacarte,  porque eres para mi más que un rey.  Y si mañana mueres tú en el desierto o en la guerra,  lloraré a tu lado hasta morir también.

Obtenido de http://www.conciencia-animal.cl/paginas/temas/temas.php?d=659

lunes, 3 de octubre de 2011

275/365 ¿Quien dijo sueño?

¿Quien dijo sueño? by rutroncal
¿Quien dijo sueño?, a photo by rutroncal on Flickr.
El sueño de Gerardo Diego

Apoya en mí la cabeza,
si tienes sueño.
Apoya en mí la cabeza,
aquí, en mi pecho.
Descansa, duérmete, sueña,
no tengas miedo,
no tengas miedo al mundo,
que yo te velo.
Levanta hacia mí los ojos,
tus ojos lentos,
y ciérralos poco a poco
conmigo dentro;
ciérralos, aunque no quieras,
muertos de sueño.
Ya estás dormida. Ya sube,
baja tu pecho,
y el mío al compás del tuyo
mide el silencio,
almohada de tu cabeza,
celeste peso.
Mi pecho de varón duro,
tabla de esfuerzo,
por ti se vuelve de plumas,
cojín de sueños.
Navega en dulce oleaje,
ritmo sereno,
ritmo de olas perezosas
el de tus pechos.
De cuando en cuando una grande,
espuma al viento
suspiro que se te escapa
volando al cielo,
y otra vez navegas lenta
mares de sueño,
y soy yo quien te conduce,
yo que te velo,
que para que te abandones
te abrí mi pecho.
¿Qué sueñas? ¿Sueñas? ¿Qué buscan
-palabras, besos-
tus labios que se te mueven,
dormido rezo?
Si sueñas que estás conmigo,
no es sólo sueño;
lo que te aúna y te mece
soy yo, es mi pecho.

Despacio, brisas, despacio,
que tiene sueño.
Mundo sonoro que rondas,
hazte silencio,
que está durmiendo mi niña,
que está durmiendo
al compás que de los suyos
copia mi pecho.
Que cuando se me despierte
buscando el cielo
encuentre arriba mis ojos
limpios y abiertos.